Nuevas Tecnologías y Diseño Descubre cómo aplicar los últimos conceptos de diseño al desarrollo de aplicaciones

En el centro del cambio tecnológico

Mi paso por diversas compañías de seguros y entidades financieras me ha permitido adquirir experiencia en ciertas tecnologías y productos tecnológicos propios de grandes corporaciones. Durante año he programado grandes sistemas, típicos y habituales de los gigantes financieros, así como en la última etapa en sistemas medios, más rápidos y ágiles. Esto me ha permitido tener una visión tecnológica más tranversal, y poder aplicar mis conocimientos en otras disciplinas


Las tecnologías actuales exigen de un conocimiento mucho más transversal que abarca desde las capas de negocio hasta las capas tecnológicas


La evolución tecnológica, desde los complejos, estructurados y centralizados mainframes hasta arquitecturas más distribuidas supone enormes retos para las organizaciones empresariales. Los procesos en los grandes ordenadores están controlados y muy pautados. Su gran fiabilidad y consistencia hacían de ellos el hardware ideal para corporaciones de gran tamaño, generando unos enormes costes.

Los sistemas medios, de menor tamaño y con más agilidad, han ido ganando cuota de mercado en este tipo de clientes en un periodo determinado. La aparición de estructuras de tipo Front-End ha acompañado a la aparición de Internet, que ha supuesto un profundo cambio en las organizaciones y en los modelos de negocio.

La consolidación de ese cambio ha traído consigo una aceleración en procesos como la descentralización potenciada por el uso de la Red. Esto implica cambios profundos de concepto a nivel de desarrollo y estructura del software. Todo este proceso ha entrado en una nueva fase con la entrada en escena de nuevas tecnologías que van a marcar la tendencia en el desarrollo de apliaciones en los próximos años


Podemos ayudarte a desarrollar las herramientas necesarias para que tu negocio no se quede fuera de la revolución tecnológica

las tecnologías disruptivas.

Una característica que posee esta revolución tecnológica es la llamada disrupción, es decir la capacidad de romper de forma brusca con el estado anterior de las cosas. Y es que estas nuevas herramientas significarán un antes y un después. Es lógico por tanto pensar que el ciclo de la aparición de estas tecnologías sea hiperbólico, mucho más exagerado de lo que habíamos visto anteriormente.

La cuestión principal está en saber en que punto de la curva nos encontramos en cada momento, por que cada contexto requerirá de unos procedimientos distintos. Después de la depuración de una gran subida e interés, la curva volverá a su sentido ascendente pero ésta vez de forma más pausada coincidiendo con una fase de estabilización de la tecnología y con un crecimiento más ordenado.

Uno de los problemas principales con los cuáles ya se ha tenido que batallar es la falta de estándares y en las múltiples opciones no compatibles entre si para llegar a un mismo objetivo. Después de una depuración natural en dónde sólo queden las opciones más óptimas, el mercado acaba aunando criterios y trabajando en la misma dirección, lo que contribuye a tener un crecimiento sostenido de la implantación de la tecnología, más sólida y solvente que en etapas anteriores.

Ésta es la fase de desarrollo en la cual debería incorporarse el grueso del mercado. Es la última oportunidad antes de que el hueco existente entre los adoptadores de esta tecnología y los que prefieren el esquema tradicional se haga demasiado grande. En esta fase de transición también es importante la capacidad para conectar ambos mundos, lo nuevo y lo viejo, para garantizar un proceso sin sobresaltos.


La fuerte disrupción de estas tecnologías provocará que los que se queden atrás al no incorporarlas queden rezagados muy rápidamente


A pesar de que la adopción de esta transformación afectará en mayor o menor medida al aspecto final de las aplicaciones, es cierto que el núcleo de la misma se referirá a procesos muchas veces ocultos para el usuario. El aspecto para él de las aplicaciones no variará en exceso. Con esta descentralización y aumento de la presencia de la tecnología también se necesitarán más herramientas que interactúen con el usuario de forma correcta. EL cliente pasa a estar en el centro de todo.

Si no tienes capacidad o recursos para desarrollar el software necesario, contáctame y vemos cómo puedo colaborar para que consigas tus objetivos