Cómo planificar adecuadamente proyectos Blockchain

Sin duda este va a ser el año de Blockchain. Ha llegado el momento de comprobar el verdadero alcance e impacto de esta tecnología que está llamada a transformar de una forma importante nuestra concepción de lo que son aplicaciones y proyectos informáticos. Es una tecnología compleja y es necesario tener un conocimiento profundo y detallado de cada uno de los aspectos de un proyecto Blockchain para tener garantias de éxito. Una adecuada visión y valoración de los impactos y cambios que el Blockchain puede generar es fundamental para la implementación de estas aplicaciones. En el post de hoy veremos los conceptos básicos a tener en cuenta cuando queramos desarrollar un proyecto Blockchain


La tecnología Blockchain es el corazón del Bitcoin y por extensión cualquier criptomoneda. Parece que fue ayer, pero ya hace diez años que está entre nosotros, y ahora, su proceso de maduración y evolución se ha acelerado considerablemente. Su potencial y capacidad de cambiar el mundo y la forma de relacionarnos a nivel profesional e incluso personal es enorme.

Esta es una de las primeras conclusiones a las que llegas cuando empiezas a profundizar en esta tecnología. Cursando el Posgrado de Ingeniería Blockchain del BiT he podido comprobar con casos de uso la fuerza de este impacto y el cambio que va a suponer.

A día de hoy, por lo novedosa y desconocida que aún resulta esta tecnología, es muy importante contar con gente altamente especializada en el tema para garantizar el éxito en el desarrollo de proyectos Blockchain. Proyectos que empiezan a tener presencia y estar encima de la mesa de los departamentos de IT.

Y todo empezó con el Bitcoin

No hay que olvidar que el origen de esta tecnología es la aparición del Bitcoin, la primera criptomoneda. Creada allá por el 2008 con el objetivo claro de poder disociar la riqueza de ciertas políticas monetarias que claramente nos han conducido al borde del abismo. La solución parecía ser crear un activo que acumulara valor fuera de la influencia de los bancos centrales.

Pero el potencial de Bitcoin va más allá de eso, y su gran valor también puede estar en el concepto tecnológico que subyace debajo de él: la Red Distribuida. Un sistema mediante el cual podemos establecer estructuras totalmente dinámicas y escalables que nos permita gestionar la información de una forma rápida y fiable. La Red Blockchain le añade un concepto básico y fundamental: la Inmutabilidad.

Es precisamente en la fusión de ambos conceptos, Distribución e Inmutabilidad en donde está el gran factor diferencial de esta tecnología, y su capacidad de impacto en los procesos actuales

La dos principales características de una Blockchain son: El Almacenamiento Distribuido y la Inmutabilidad

Redes Públicas vs Redes Privadas

Bitcoin, y las demás criptomonedas, como Ethereum, por ejemplo, no son más que el token o activo presente en una red Blockchain. Una red pública que puede ser accedida por cualquier persona y que cualquiera puede llegar a formar parte de ella conectando un ordenador a la red en forma de nodo. Ese nodo constituirá una parte de la Blockchain, contribuirá a su desarrollo y participará en los procesos de decisión.

Esta última parte está muy arraigada en la filosofía de las criptomonedas: el dar el poder de decisión al colectivo. Pero evidentemente, desde el punto de vista de la actividad de negocios o empresarial puede suponer un problema, y no precisamente insignificante. En una red pública, las transacciones son públicas por definición. Los movimientos efectuados son accesibles por todo el mundo desde el momento que cualquiera puede conectar una máquina a la red para constituir un nodo, y cada uno de ellos posee una copia de todas las transacciones en forma de Libro Contable Distribuido.

De aquí que las iniciativas que han ido surgiendo desde el entorno empresarial para interesarse en la Blockchain han ido encaminadas principalmente a su potencial como tecnología, pero buscando otras soluciones que preserven la privacidad necesaria en las transacciones corporativas.

Dado que el código de la Blockchain es público, nada impide a cualquiera descargarlo, modificarlo y crear una red propia. Esta clonación con unos ligeros cambios es el origen o génesis de los múltiples redes análogas a Bitcoin que tenemos hoy en día. Algunos de estos clones se han constituido en forma de criptomoneda alternativa, incorporando variaciones y mejoras, mientras que otros se han destinado a crear redes de ámbito privado. Así nacen las conocidas como DLT’s permisionadas o Blockchain Privadas.

La Blockchain privada

Una Blockchain privada, como su nombre indica, es una red que sólo es accesible para determinadas personas o instituciones. No cualquiera puede constituir un nodo en esa red y por tanto, la visibilidad de las transacciones así como la posibilidad de crearlas, queda restringida creando una red Blockchain completamente aislada.

Evidentemente, el restringir el acceso a esta red comporta múltiples ventajas para una organización empresarial: Puede aprovechar todo el potencial de esta tecnología de forma interna, sin tener que exponer sus datos e información a una red pública. Todo lo relacionado con el tema de privacidad de sus transacciones, así como los temas relacionados con protección de datos y temas regulatorios quedan a salvo, por lo que se constituye como una óptima solución para proyectos en el ámbito corporativo.

Pero como siempre, no es oro todo lo que reluce… y tomar una decisión de esta dimensión puede tener unas importantes consecuencias a medio largo plazo para cualquier organización, teniendo en cuenta que las redes Blockchain pueden acabar siendo un repositorio muy importante de información sobre los movimientos y transacciones efectuados por cualquier compañía.

El unirse a una red pública lleva implícito adaptarse y amoldarse a sus especificaciones técnicas, y pagar el peaje de la transparencia de la red. Pero en cambio, esta rigidez nos libera de gestionar ciertos factores tecnológicos, dado que debemos actuar en base a las premisas de la red pública, mantenida por el colectivo que la sustenta: los diversos nodos.

La elección de la arquitectura adecuada es una de las primeras decisiones a tomar a la hora de utilizar tecnologías Blockchain

En el otro lado, si optamos por una red privada obtenemos una libertad para implementación de las modificaciones ad-hoc necesarias en la red, pero debemos tener en cuenta que esta libertad implica la asunción de una responsabilidad respecto al mantenimiento integral de la propia red.

Los costes de un entorno propietario

Este es un factor que muchas veces permanece oculto. Actualmente la implementación tecnológica de una red Blockchain es un proceso complejo, a pesar de las múltiples herramientas disponibles. Hyperledger es uno de los entornos más utilizados para redes permisionadas.

Pero el error es pensar que el grueso del coste de implementación radica simplemente en la modelización y la aplicación del modelo en si. Hay un grueso de coste muy importante que corresponde a la infraestructura tecnológica necesaria para la creación de los nodos de la red y de su mantenimiento. Existen soluciones para reducir estos costes, como la virtualización, pero estas alternativas también revierten en más costes indirectos.

Valoración de proyectos Blockchain

En los procesos de valoración de costes de un proyecto Blockchain, la parte destinada a la Infraestructura Tecnológica ha de tener una valoración y un peso destacado dentro de conjunto y además teniendo en cuenta la fase de implementación pero también la base de mantenimiento. Desde el momento que entre en funcionamiento la Blockchain va a pasar a ser una pieza fundamental de nuestra Infraestructura Tecnológica y se hace absolutamente imprescindible una gestión adecuada para garantizar el funcionamiento óptimo.

Por todo ello, una opción muy viable a considerar son los llamados modelos híbridos en los cuales se pueden combinar características de redes públicas y privadas mediante software de tipo Gateway o pasarela.

Otra de las opciones que gana peso es la gestión de forma conjunta y solidaria de las redes privadas Blockchain. Esta opción en concreto es mucho más interesante desde el punto de vista de la explotación de la misma red Blockchain, y puede implementarse mediante la creación de consorcios, ecosistemas o mercados B2B basados en la cadena de bloques que permitan el intercambio de transacciones entre los distintos actores de forma privada. Es un método de mantener privada esa información y a la vez, socializar y repartir los costes de infraestructura.

El primer paso en el éxito en un proyecto de Blockchain radica en una valoración económica adecuada de su viabilidad y en este post hemos visto como dentro de este proceso, la elección entre el tipo de red a utilizar (permisionada o pública) va mucho más allá y tiene otras implicaciones aparte de las que habitualmente podamos pensar. Debería ser una decisión adoptada entre todas las partes implicadas y teniendo en cuenta todos los factores que afectarán a la Blockchain en un futuro inmediato y más a medio o largo plazo.

Albert Salvany